Manual del Investigador

Manual del Investigador

Entrada destacada

Biblioteca Virtual de Investigación

El manual de Investigación te invita a visitar y utilizar la Biblioteca Virtual de Investigación, donde iremos subiendo Libros, documento...

martes, 21 de abril de 2015

La Selección Muestral: Una representatividad de la Población

Francisco X Ramírez V.

Muy pocas veces tenemos la oportunidad y la factibilidad de poder realizar una investigación social sobre la totalidad de una población que se encuentra en una situación determinada dentro de nuestra realidad social a conocer. Es por ello que es necesario seleccionar una parte o subconjunto de dicha población que sea representativa de la misma, y desde la cual podamos conocer los elementos de su realidad social. Para ello debemos de aplicar las diversas estrategias de selección muestral dentro de la investigación.


La muestra está basada en el observar una parte para extraer información de un todo. Es válido el ejemplo de quien cocina y prueba una parte de su cocimiento, para saber si toda la preparación le faltara algún tipo de aliño. La muestra es, en esencia, un subgrupo de la población. Digamos que es un subconjunto de elementos que pertenecen a ese conjunto definido en sus características al que llamamos población

La selección de una muestra no se da por casualidad o el azar, en ella no debe de estar falto de rigurosidad científica, siendo un procedimiento fundamentado y con criterios establecidos. Para seleccionar una muestra, lo primero entonces es definir nuestra unidad de análisis. El ‘quiénes van a ser medidos”, depende de precisar claramente el problema a investigar y los objetivos de la investigación.

Aquí el interés se centra en “quienes”, es decir, en los sujetos u objetos de estudio. Esto desde luego, depende del planteamiento inicial de la investigación y del diseño de la misma. Las unidades de análisis de la población deben situarse claramente en torno a sus características de contenido, lugar y en el tiempo.

Una vez que se ha definido cuál será nuestra unidad de análisis, se procede a delimitar la población que va a ser estudiada y sobre la cual se pretende generalizar los resultados. Para seleccionar la muestra deben delimitarse las características de la población, haciendo concordar las especificaciones requeridas dentro de nuestro estudio y las condiciones de la misma.

La delimitación y selección de la muestra puede realizarse de diferentes maneras, pero básicamente las categorizamos en dos grandes ramas: las muestras no probabilísticas y las muestras probabilísticas. En estas últimas todos los elementos de la población tienen la misma posibilidad de ser escogidos. Esto se obtiene definiendo las características de la población, el tamaño de la muestra y a través de una selección aleatoria y/o mecánica de las unidades de análisis. El tamaño de la muestra se determina estadísticamente bajo formulas predeterminadas que nos señalaran en cuanto al tamaño de la población, la variancia y error muestral que nos basemos, cuál será el numero de nuestra base. De igual forma tendrá una selección aleatoria dentro nuestra delimitación, que tendrá las características deseadas en la investigación y que puede ser seleccionada.

En las muestras no probabilísticas, la elección de los elementos no depende de la probabilidad, sino de causas relacionadas con las características del investigador o del que hace la muestra. Aquí el procedimiento no es mecánico, ni en base a fórmulas de probabilidad, sino que depende del proceso de toma de decisiones de una persona o grupo de personas, y desde luego, las muestras seleccionadas por decisiones subjetivas, estarán en derecha relación con metodologías del tipo cualitativa. Es por ello que dentro de los dos ámbitos de la metodología es que relacionaremos la muestra en base a una población universo con la metodología cuantitativa y la selección muestral con una metodología cualitativa.

El elegir entre una muestra dependerá de los objetivos del estudio, del esquema y metodología de investigación, así como de las características propias de la población. Así mismo esta guardara estrecha relación y coherencia con la técnica de investigación seleccionada, correspondiendo a las características particulares que cada técnica refiera, así una encuesta tendrá una referencia muestral cuantitativa, una entrevista grupal, dependerá de un mínimo de entrevistados según la cantidad de grupos, hasta la historia de vida que cabra la posibilidad de tener una sola persona en su selección muestral. Para ello también habrá que considerar que la selección de la muestra será una ventaja organizativa dentro de la investigación, permitiéndonos tener una claridad a quien va dirigido la técnica específica seleccionada. Así mismo la claridad de la muestra será un ahorro en tiempo y costos al momento de su aplicación.


© Francisco Xavier Ramírez Varela 2015. 
“Derechos Reservados o Prohibida su Reproducción”
En caso de utilización de la información se recuerda citar la fuente de información y se solicita informar al autor.
Ramírez, F. (2015). Técnicas de Investigación: Procedimientos del Trabajo. En: Manual del Investigador [Blog Internet]. Disponible en:http://manualdelinvestigador.blogspot.com/2015/04/la-seleccion-muestral-una.html

manual.investigacion@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada